Clasificación materiales plásticos: Termoestables (2)
Los materiales plásticos se pueden clasificar en tres principales tipos: termoplásticos, termoestables y elastómeros. La principal diferencia entre ellos es su comportamiento frente a altas temperaturas. Cada uno reacciona de forma diferente.

En este post te contamos todo lo que necesitas saber sobre los termoestables.

¿Qué es un termoestable?

Es un tipo de polímero que, debido a sus propiedades, solo se puede fundir una sola vez. A diferencia de los termoplásticos, un termoestable una vez se ha fundido, enfriado y con una forma definida, si se vuelve a someter al calor, se quema.  Cuando se aplican altas temperaturas sobre este material, las moléculas se enlazan de forma permanente.

Aunque los termoestables no se puedan refundir ni volver a moldearse, sí que se pueden someter a procesos de mecanizado. Es más, este tipo de polímero presenta unas cualidades muy positivas que otro tipo de termoplástico no nos puede brindar.

¿Cuáles son las cualidades del plástico termoestable?

•    Sus propiedades termoestables lo convierten en un material muy resistente, y por lo tanto de gran durabilidad.  

•    Presenta una alta estabilidad térmica, por lo que puede soportar temperaturas muy elevadas.

•    Es un tipo de material muy rígido que no puede ser moldeado, esto impide que se produzcan deformaciones una vez definida la forma.

•    El plástico termoestable dispone de propiedades aislantes, tanto eléctricas como térmicas.  

•    A pesar de sus propiedades resistentes, es un material muy ligero y de bajo peso. Esto supone una ventaja en sus aplicaciones técnicas.

Los plásticos termoestables, debido a sus propiedades, se pueden utilizar en múltiples aplicaciones, y en algunos casos actúa como substituto del metal. Actualmente, podemos encontrar termoestables en sectores tan variados como la automoción, la construcción, el sector eléctrico o para usos más cuotidianos como menaje o cosmética.

Algunos ejemplos de polímeros termoestables son el poliuretano, el fenol, las resinas de poliéster, las resinas epoxi, la melanina…

En resumen, la principal diferencia entre los tres tipos de materiales plásticos es que los termoplásticos, una vez fundidos, moldeados y enfriados, se puede volver a repetir el proceso. Mientras que los termoestables son rígidos y no se pueden volver a fundir. Y, por último, el plástico llamado elastómero es un material plástico estable que, al deformarse, tiende a volver a su estado inicial y rara vez puede ser fundido de nuevo, excepto en casos específicos.

Próximamente, te contamos todo lo que necesitas saber sobre los elastómeros, ¡nos vemos en el siguiente blog!
Este es tan solo un breve repaso sobre las propiedades más importantes de los termoestables. Si necesitas profundizar en cualquiera de los aspectos, consulta los plásticos técnicos en nuestra web, o contáctanos.
Te atenderemos encantados.

 
Add Comment
We use cookies to help provide you with the best possible online experience. By using this site, you agree to our use of cookies. More information
Settings