FDM/FFF (Fused Filament Fabrication).
La conversión de filamentos en piezas de calidad industrial.

Con la tecnología FDM se pueden crear tanto prototipos funcionales detallados, como piezas técnicas de geometrías muy complejas.
De allí que las piezas fabricadas con este proceso de impresión aditiva se pueden utilizar en los campos más especializados de los sectores industriales, desde los componentes del sector aeronáutico, hasta el sector de packaging o herramientas de producción y líneas de montaje en fábricas del sector de automoción-volúmenes reducidos de piezas.
Los materiales utilizados con esta tecnología son estandarizados y duraderos, con buenas propiedades mecánicas y confieren calidad, estabilidad y alta precisión a las piezas finales.


 



 


  Para la impresión        aditiva 3D por         deposición fundida se emplean una amplia variedad de polímeros termoplásticos: PLA, ABS, Nylon, HIPS, TPU, PC, CPE, PA

 


¿Cómo funciona FDM?

FDM es una tecnología basada en filamentos en la que un cabezal controlado mediante temperatura extruye de forma precisa un material termoplástico dando forma, capa a capa al modelo 3D sobre una plataforma de construcción (conocida como placa/cama de impresión).
Para mejorar la calidad de algunas impresiones 3D, se generan estructuras de apoyo cuando son necesarias y se suelen construir con un material soluble en agua.

Aplicaciones FDM:

Productos para los sectores de ingeniería, fabricación de utillajes y maquinaria industrial de todos los sectores, piezas finales de alta precisión y funcionalidad.

ESPECIFICACIONES TECNICAS:
330 x 240 x 300 mm
Altura de capa: 0,06 – 0,2 mm
Tolerancias: ± 0,2 mm